Como puedes mejorar tu pagina web

Como puedes mejorar tu pagina web

En esta nueva entrega del blog vamos a hablar de conversión web, aunque ahora se ha dado en llamar CRO (Conversion Rate Optimization), que se vendría a traducir como “optimización del ratio de conversión”. En definitiva se trata de saber qué porcentaje de usuarios de nuestra página web, llevan a cabo la acción que nosotros deseamos que realicen, por ejemplo una compra o que nos solicitan información, etc.

 

¿Qué quieres que hagan tus visitas?

Este es el primer punto que tenemos que tener claro, qué objetivo tiene nuestra página web.

Me llama la atención ver como pequeñas empresas, saben que tienen que estar en Internet, pero no saben exactamente por qué motivo han creado su propio sitio web.

Debemos dejar de ver una página web de empresa, como un catálogo virtual y empezar a verlo como una unidad de negocio más. Una herramienta que tiene que rentabilizar la inversión que hemos hecho para crearla. Y además, por ella misma generar beneficios o posibilidades de nuevos negocios.

Entonces ¿Qué quieres que hagan las visitas que llegan a tu página web? Algunas ideas podrían ser:

 

– Que compren en la web

– Que soliciten un presupuesto

– Que soliciten una visita

– Que  dejen sus datos

– Atraer clientes a nuestra tienda física

– Crear  una comunidad de usuarios

– Suscribirse a tu newsletter

– Aumentar visitas a nuestra web

– Que nos sigan en redes sociales

– Interesarse  por nuestro producto/servicio

– Fidelizar clientes

– Que nos recomienden

 

Como puedes ver hay muchas finalidades que plantearse. Yo os propongo que hagáis vuestra mi teoría:

“Una página web, un objetivo”

En el momento que tengamos claro este factor, podemos pasar al siguiente paso. Optimizar o mejorar nuestro sitio, para que cumpla con su intención final.

 

Como puedo mejorar mi página web

Para empezar a optimizar nuestra web, tenemos que empezar por analizar y medir nuestro modelo de negocio. Deberemos observar, cómo llegan a nosotros los usuarios, cómo se comportan una vez han llegado a nuestra web, cuáles son sus intenciones.

Como puedes apreciar no todo es diseño y contenido del sitio, sino que tenemos que empezar a recabar datos del comportamiento de nuestras visitas en la web. Existe una súper herramienta para conseguir estos datos, y lo que es mejor, totalmente gratis. Google Analytic, la cual nos ofrece extensa información sobre estos aspectos. Empieza a conocerla.

Aun así tenemos que tener en cuenta una serie de factores:

 

Mejora la conversion de tu web

 

Arquitectura de la web

¿Cómo está hecha la web? Con qué tecnología está realizada y cómo está estructurada,

Debemos de centrarnos en el usuario, que encuentre la información que busca, como mucho con tres clics y presentar la información de la forma más estructurada y ordenada posible.

Una página web puede ser muy bonita. Pero como el usuario no encuentre rápidamente lo que busca, de una manera sencilla, olvídate. No volverá.

 

Usabilidad Web

Este término se centra en la navegación en nuestra web, y cómo de fácil y agradable resulta. Existen una serie de reglas que nos ayudarán:

Diseño responsive. Cada vez más necesario, nuestra web tiene que adaptarse a móviles y tablets.

Por cierto, hace pocos días Google avisó. Es posible que a partir del día 21 de este mes empiece a penalizar las webs que no estén adaptadas. Y el que avisa…

 ¡A ponerse las pilas los que no estéis al día!

Colores. Partimos de una base, a no ser que sea necesario por la imagen de la empresa, utiliza normalmente el color de fondo blanco o lo más claro posible. A partir de aquí, cuantos menos colores mejor, céntrate en tus colores corporativos y si es necesario utiliza uno o dos más.

Menús. No vuelvas locos a tus visitas. La gente está acostumbrada a que los menús aparezcan en la parte superior, y si tu web tiene sub-secciones los buscaran en un lateral. A mí me gusta por regla general volver a poner el menú debajo para que el usuario no tenga que volver hacia arriba para seguir navegando. Es este menú del pie de página (footer) podemos añadir enlaces que no aparecen en el principal (textos y avisos legales, etc.)

Cajón de búsquedas. Has probado a buscar algo en concreto en una web. ¿A que siempre has buscado en la parte superior derecha? Por ese mismo motivo, debes ponerlo en el mismo sitio.

Velocidad de carga. Desde sus albores, Google siempre ha dado mucha importancia en el tiempo que tarda en cargar una web. Imagínate hace años, cuando no existía ni siquiera el ADSL. El tiempo de carga era vital. Ahora mismo con la interrupción del móvil como dispositivo, sigue siendo muy necesario que tu web cargue deprisa.

Y ya no solo te centres en lo que quiere Google. ¿Cuántas veces has abandonado una página porque tardaba demasiado en cargar?

 

Ofrece credibilidad

Un ejemplo que explico a muchos clientes; vender por internet, no es cuestión de productos, ni siquiera de precios. Es cuestión de credibilidad.

Quién eres. Nadie va a comprar si no sabe a quién le está dando su dinero. Tienen que saber, de qué empresa se trata, dónde está ubicada, cómo ponerse en contacto con la misma por varios medios, y además también desean conocer quién está detrás de dicha empresa.

Legalidad. Ya no porque sea necesario para generar confianza, sino porque es obligatorio. Aviso legal, política de cookies, ley de protección de datos, LSSI.

Compra fácil. El cliente no puede perderse nunca dentro del proceso de compra. Es necesario que reduzcas los pasos al máximo, y que no pidas más datos de los que te son necesarios.

Un consejo que funciona. Cuando un cliente comienza el proceso de compra, haz que desaparezca todo lo que le puede distraer o facilitar su marcha. Quita los menús, los botones redes sociales etc. Que solo encuentre dos opciones, ir para atrás con las flechas del navegador o continuar con la compra.

Iconos de confianza. Que terceras empresas te permitan poner sus logos en tu web es un reconocimiento de credibilidad. Logos de compra segura, de confianza on-line, transacciones seguras, te ayudaran.

Aquí podíamos entrar en discusión, porque al final, aunque tú web sea la más segura del mundo, estos iconos los tienes que comprar, si o si. No te va  a quedar más remedio si quieres tenerlos en tu página.

Recomendaciones. Funciona muy bien, que otra persona con nombre y apellidos de una opinión favorable de tu empresa o producto, ayuda más de lo que piensas. Pruébalo, pide a tus clientes una recomendación y ponla en tu web.

 

Convencimiento y atracción

Conoce a tus usuarios. Averigua qué camino toman los usuarios para llegar a tu web, y porque paginas acceden a las mismas. Una vez que lo sepas refuerza estas páginas para hacerlas todavía más atractivas e interesantes.

Embudo de conversión (Funnel). De este concepto podíamos hablar horas, encontraras mucha información al respecto. Pero de momento hasta que lo veamos más a fondo quédate con el concepto:

Desde que un cliente encuentra una web hasta que realiza la compra en la misma, hay una serie de pasos que tiene que ir recorriendo. La mayoría de ellos abandonará antes de realizarla, (se calcula que solo un 2% de los visitantes a una web, terminan comprando). Conocer estos pasos y por cuales se nos escapan los clientes, nos ayudará a subir el porcentaje de ventas por cliente.

Tunel o embudo de conversión

 

Elementos de la persuasión

Textos que venden. Demuestra que conoces su problema y ofréceles la solución.

Llamadas a la acción. Díselo claro que quieres que hagan. Ejemplo.: Comprar ahora.

Formularios accesibles y reducidos. Pide solo los datos necesarios. Cuantas más casillas tengan que rellenar, mas clientes abandonaran la compra.

Que no se pierdan. Botones grandes y llamativos.

Página de aterrizaje o Landing Pagés. Son páginas pensadas y optimizadas para vender.

 

¿Qué es una Landing Pages?

También llamada página de aterrizaje. Estas páginas están preparadas y optimizadas para convertir  visitantes en clientes.

Se utilizan sobre todo cuando el cliente llega a la web a través de un anuncio o banner en otra página. Al hacer clic en los mismos, llegan a esta Landing Page que hemos preparado, viene a ser una continuación del anuncio, donde se le ofrece una explicación clara de las ventajas que obtendrá al comprar el producto y se le hace una llamada a la acción para que compre ya.

Esta página de aterrizaje no es necesario que esté  enlazada al sitio web, y suelen ser muy conceptuales y sin información superflua ni distracciones a otros elementos. Están realizadas para cumplir un objetivo, y es conseguir que el cliente efectúe esa acción.

 

 

Espero que este artículo te haya servido de ayuda, y comiences a replantear tu sitio web. Recuerda que hay unas premisas que funcionan, pero al final será el método de “prueba – error” el que nos irá mostrando que funciona y que no en nuestra web.

Como siempre te invito a que aportes tu opinión sobre este artículo, y si te ha parecido útil te agradecería que marcases un +1 en la botonera que se encuentra a continuación.

Y tu, ¿que opinas?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies