Marketing de contenidos. Tu futuro cliente te está buscando

Marketing de contenidos. Tu futuro cliente te está buscando

En la actualidad se habla mucho del Marketing de Contenidos, como una estrategia necesaria dentro del Marketing Online. Lo que sí es cierto, que cada vez es más necesario distinguirnos entre la competencia para poder conseguir un cliente, y la generación de contenidos de calidad, nos puede ayudar y mucho.

 

Vacunados contra la publicidad

Te has parado a pensar todo el bombardeo publicitario que recibimos a diario, por cualquier canal o medio. Quizás no te ha llamado la atención, porque hemos a aprendido a identificarlo e ignorarlo, casi sin darnos cuenta.

Muchos de vosotros, (como me pasa a mi) quizás prefiráis ver vuestra serie favorita en Internet, ya que de esta forma nos libramos de los múltiples e indeseados anuncios. Fijaros también cuando leéis un periódico o revista, veis una página web o cualquier otro soporte que contenga publicidad, ¿Cuánto caso le hacéis? Sinceramente o impacta de verdad o nos pasara inadvertido entre los miles de anuncios con los que somos bombardeados diariamente.

Entonces ¿Cómo destacamos? Una de las soluciones es el Marketing de contenidos. Y aquí tenemos que cambiar de mentalidad.

Dejemos de perseguir al cliente y que sea el mismo, el que nos encuentre

 

En qué consiste el Marketing de contenidos

En primer lugar tenemos que tener claro dos cosas:

– Se trata de una estrategia promocional.

– No funciona a corto plazo

 

Y el concepto:

Es una estrategia que emplea la publicación de contenidos de calidad para nuestros posibles clientes. Con el fin de atraer su atención aportándoles información, para convertirnos en un referente en nuestro sector y así ganar su confianza.

 

Estos conceptos están alejados de los objetivos tradicionales de la publicidad, que busca una venta inmediata. Mediante esta estrategia vamos a buscar la complicidad del cliente, que se interese por nuestras publicaciones y nos siga por diferentes medios. Buscaremos crear nuestra propia comunidad, con un fin a medio plazo. Vender más.

 

  1. Conoce a tu cliente potencial

Este es el primer paso, tenemos que estudiar a nuestro cliente potencial. Imaginaros que llegáis a conocerlo tanto que sabéis donde busca información antes de comprar, que paginas visita, que redes sociales utiliza, cuáles son sus necesidades, sus motivaciones.

¿A que si tuviéramos la respuesta a estas cuestiones, sería fácil venderle nuestro producto? Pues de esto se trata de investigar. Una buena idea es empezar a conocer a nuestros clientes actuales, para de esta forma definir sus patrones habituales de conducta.

Otro ejercicio que podemos hacer, es intentar ponernos en su lugar, ¿Qué información buscaría yo, si estuviera en su misma situación?

Y quizás lo más importante conocer a fondo las objeciones que ponen los clientes para no comprar nuestro producto. Si sabemos sus preguntas de antemano, vamos a darle una respuesta satisfactoria incluso antes de que nos lo solicite. Demostraremos que conocemos sus problemas y sabemos solucionárselos.

 

  1. Ofréceles una solución

La gran mayoría de las búsqueda en Internet, están centradas en la búsqueda de información (el resto suele busca entretenimiento). Y cuando alguien necesita esa información, la quiere del mejor experto que pueda tener a su alcance.

Y esta es nuestra misión, demostrar que somos los mejores conocedores de nuestro sector y los problemas de los clientes. Ten en cuenta que al final, cuando queremos comprar algo, ya sea un producto o servicio, queremos lo mejor que nos podamos permitir. Eso mismo le pasa a todo el mundo.

Y….  ¿Cómo lo hacemos?

Solucionando problemas. A estas alturas ya tienes que tener una lista con los problemas que más preocupan a tus clientes. Coge uno a uno y aporta una solución efectiva, en forma de servicio, de diferenciación de producto, de garantía, de economía para el cliente, etc. Tú sabes tus puntos fuertes en relación con los problemas de tus clientes, conviértelos en soluciones.

 

  1. Comunica tu solución

En forma de contenidos. Podemos generarlos de diferentes maneras y en diferentes medios, por eso es tan importante conocer al cliente y saber donde busca. Por poner un simple ejemplo, si alguien busca unos zapatos lo normal es que haga uso de un buscador como Google, si por el contrario busca una oferta para realizar un viaje, utilizara una plataforma web especializada tipo edreams.es o kayak.com. Conociendo este factor y teniendo presencia donde busque el cliente, es todavía más fácil que nos encuentre.

 

Una vez que hemos efectuado estos pasos, decidiremos cual es la mejor forma de hacer llegar estos contenidos. Lo podemos hacer de diferentes maneras:

– Mediante un blog, a través de publicaciones periódicas

– Guías prácticas (funcionan muy bien)

– FAQ (sección de preguntas y respuestas frecuentes)

– Infografías

– Videos prácticos

– Comparativa de productos

– Mostrando resultados de encuesta

– Generando noticias para el sector

– Recomendaciones de terceros

– A través de ranking o estadísticas

– A través de estudios de investigación

 

Como puedes ver, hay muchas formas de hacerlo, y muchos soportes. Algunas de estas acciones las podemos integrar en nuestro sitio web, otras en redes sociales, incluso los medios de comunicación tradicionales son una buenísima opción.

 

Infografía Marketing de Contenidos

 

Sin duda el Marketing de contenidos es una excelente herramienta, aunque tiene una gran contrapartida, que es el esfuerzo necesario para generarlo con calidad. Esto también tienes que tenerlo en cuenta, pero bueno, siempre tienes la opción de contratar un buen profesional.

Y tu, ¿que opinas?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies