Métodos de pago en Internet

Métodos de pago en Internet

El mayor problema al que se enfrentan los compradores en el sector On-line para realizar una compra, es contar con la suficiente confianza para realizar el pago sin temor a ser engañado (el 70% de los abandonos de carritos  suceden en este momento).

Con el fin de eliminar esta dificultad, el sector e-commerce busca cada día la forma de ofrecer los medios de pago con mayores garantías de seguridad posibles, y a la vez  intentar que el cliente pueda pagar utilizando las máximas alternativas posibles.

El comercio virtual avanza muy deprisa y en cuestión de medios de pago también tiene la necesidad de estar al día, vamos a repasar los más populares.

 

Pago con tarjeta de crédito o débito

Sin duda la fórmula de pago más extendida en Internet. El cliente realiza la transacción económica cargando el importe en su tarjeta de crédito o débito. Este medio de pago es de los más efectivos, ya que permiten al cliente pagar al momento, haciendo que el vendedor pueda procesar el pedido sin demora de ningún tipo.

Este sistema es el que más ventajas nos ofrece, ya que nos permite tener nuestra tienda abierta 24 horas al día durante 365 días al año, en múltiples países y monedas diferentes.

Para poder ofrecer este medio de pago es necesario que implantemos en nuestra tienda online un TPV Virtual que garantice la transacción, y existen varias formas de hacerlo:

 

Plataformas de pago propias

Esta modalidad es bastante inusual y no está al alcance de muchos negocios al ser bastante compleja. Motivo por el cual no le voy a dedicar muchas líneas. Consiste en la realización por parte de la empresa de un programa que nos permita integrar el pago con tarjeta en nuestra tienda online.

Esta solución es bastante complicada, ya que desde el inicio tienes que contar con grandes programadores que integren la plataforma y a la vez cumplir con múltiples certificados de seguridad.

 

Plataformas de pago bancarias

Una solución ideal, ofrece al usuario una seguridad adicional, ya que el pago se efectúa siempre a través de la plataforma web del banco. Los datos solo son tratados por la entidad bancaria no pasando en ningún momento por el propietario del comercio electrónico. Esta garantía de trabajar siempre con datos encriptados y que el comercio nunca almacene los datos es una ventaja para todas las partes.

La operativa de este sistema de pago consiste en que cuando el cliente solicita la compra del producto, automáticamente se conecta con la plataforma digital de la entidad bancaria. Donde la misma le solicitará el número de tarjeta, la fecha de caducidad y el password o método elegido por el cliente para autentificar su decisión de pago por este sistema.

 

Como funciona un TPV Virtual

 

Costes de un TPV bancario

A la hora de pensar en un servicio de TPV virtual tenemos que tener  claro todos los gastos y comisiones que van asociados al mismo. Estos costes difieren de una entidad a otra y en la mayoría de los casos su negociación está vinculada a otros productos y volumen de negocio.

En su contra, tengo que recalcar, que su disposición para nuevos negocios no es tan fácil  y tendrás que demostrar una solvencia mínima para acceder a estos servicios.

 

Integración del modulo

Un importe que dependerá de la plataforma que hayamos utilizado para crear nuestro ecommerce. En plataformas tan populares como Prestashop, Magento, Woocommerce, etc, el coste no es tan elevado ya que en el mercado encontramos módulos de pago  ya desarrollados, que son muy fáciles de configurar e integrar.

 

Mantenimiento

Simplemente es una cuota mensual que nos cobra la entidad por mantener  la pasarela de pago. Podemos encontrar desde entidades que no nos cobran por este servicio hasta las que nos van a pedir aproximadamente unos 20 euros como mucho.

 

Transacción

O lo que es lo mismo, una comisión por cada venta. Estas comisiones fluctúan mucho de una entidad a otra y suele moverse desde un 0.5% hasta un 2%.

 

Seguro

Dependiendo de la entidad es posible que nos soliciten la contratación de un seguro para prevenir el coste de cualquier fraude.

 

Devolución

No todas las entidades lo solicitan, pero existen contratos donde nos cargan una penalización económica por devoluciones de importes a clientes.

Las plataformas bancarias más utilizadas en este país son las de CECA (que integra sobre todo a las cajas de ahorro), Servired y PASAT 4B. Muchos bancos y cajas de ahorro muestran las suyas como propias pero en la mayoría de las ocasiones solo han personalizado estos sistemas.

 

Plataformas de empresas intermediarias

Estas plataformas son prácticamente similares a los TPVs virtuales bancarios. La gran diferencia se encuentra en que no son entidades financieras. Si bien son empresas muy reconocidas y no ofrecen ninguna duda sobre el riesgo en las transacciones y sus correspondientes medidas de seguridad. Al igual que las anteriores, el pago se realiza dentro de la plataforma web de estos operadores, no teniendo la tienda online la necesidad de tratar los datos financieros del cliente.

Estas plataformas ofrecen muchas ventajas al comprador, ya que le permite pagar con su propia cuenta si es cliente y en caso contrario hacerlo mediante tarjeta bancaria. En el lado del comerciante reseñar que dichas plataformas son muy sencillas de integrar y configurar dentro de un comercio electrónico.

Podemos encontrar muchos servicios de este tipo tales como PayPalGoogle Wallet, Amazon Payments2CheckOutWorldPay, ClickandBuy, Neteller,  Moneybookers, Bill me later, SafetyPay, Sage Pay, Paymill o Allopass pero en este artículo solo voy a repasar la más utilizadas.

 

PayPal

Sin duda es el más reconocido y utilizado en nuestro país, pocos operadores en este sector han llegado a ser tan populares como esta plataforma creada por eBay. PayPal realiza una gestión rápida y segura, siendo quizás su punto débil que si bien no genera ningún coste por su utilización si nos graba con unas comisiones altas en comparación con los TPVs bancarios.

Ofrece al cliente muchas posibilidades con solo registrarse, puede optar a pagos periódicos, pagar desde su propia cuenta bancaria o utilizar su propia cuenta de PayPal. Otro aspecto importante a tener en cuenta es que PayPal en caso de conflicto siempre suele posicionarse al lado del comprador.

Las comisiones que cobra Paypal dependen del importe de la transacción aunque me quedo con la referencia para las de importes menores de 2.500 € (que es lo normal en un ecommerce) siendo de un 3,4% mas una tarifa fija de 0,35€.

 

Transferencia bancaria

Una opción que debes de ofrecer a tus clientes, ya que hay gente que no puede confiar en dar sus datos de tarjeta de crédito o simplemente no tiene.

Al elegir el comprador este método de pago, se le indica mediante la web (también por correo electrónico) el importe y el número de cuenta donde tiene que efectuar la transferencia, para que proceda a realizarla.

Este medio de pago,  aunque necesario, sin duda no es el más efectivo, ya que el comercio tiene que asegurarse de que el pago está realizado antes de proceder a enviar el producto, con las demoras que esto puede ocasionar. Por otro lado, a veces es un problema ante la falta de datos que el cliente ha podido emitir al realizar la transferencia, el tener que verificar y hasta averiguar a qué pedido corresponde ese dinero recibido.

Importante destacar que ya hay empresas que empiezan a gestionar estos modelos de pago, como es el caso de Trustly, donde el cliente puede efectuar la transferencia a través de su cuenta online, sin necesidad de contraseñas y registros. Este método aun siendo muy eficaz, sencillo y seguro necesita ser un poco más conocido entre los clientes.

 

Pago contra reembolso

Sin duda el elegido por los compradores desconfiados. Si tu comercio online no tiene la reputación suficiente, es necesario que ofrezcas pago contra rembolso para saltar esta barrera. Aunque tiene sus contraindicaciones, ya que en primer lugar, la empresa de transportes te cobrará una comisión adicional (entre el 3% y el 5%) por efectuar esta gestión. También ten en cuenta que si el pedido es devuelto, los gastos se incrementan significativamente.

 

Domiciliación bancaria

Una fórmula no muy corriente, pero si muy común en servicios de subscripción. Si el pago necesita de una periodicidad ya marcada, es una buena opción ofrecerle al cliente que el importe se gire directamente hacia su cuenta bancaria.

Como en la mayoría de los casos, tendremos que negociar con nuestro banco la comisión por este servicio.

 

Medios de pago específicos para móviles

Como comentábamos al principio del artículo, el mundo ecommerce tiene la obligación de sumarse siempre a las nuevas tendencias, y el uso del móvil está avanzando a pasos agigantados entre los clientes. Conscientes de ello las empresas financieras y especializadas están intentando ganar posiciones en este mercado.

Si bien hoy en día no están muy extendidos podemos encontrar empresas muy fuertes que han apostado por estos servicios tales como Google wallety, PayPal móvil o Amazon Payments. Aunque de momento no dejan de ser los mismos servicios que ofrecían en sus páginas web, pero plenamente adaptados al móvil.

 

Tipos de pago para Comercio Electrónico

 

 

Como has podido ver existen muchas formas de pago en Internet y espero que éste artículo te haya servido para saber cuál te interesa más a la hora de aplicarla en tu tienda online, mi recomendación es que ofrezcas todas las que te sean posibles. Si el cliente ha decido comprar, no es cuestión de ponérselo difícil, haciéndole pagar con un método con el que no se encuentre familiarizado.

 

 

 

Y tu, ¿que opinas?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies